Juan Bautista Alberdi

PodcastProf. Gisela Gomez
00:00 / 02:18

Político, economista, embajador, músico, autor de textos claves y uno de los responsables de la Constitución de 1853. Su nacimiento es la excusa para celebrar, el 29 de agosto, el Día del Abogado, instaurado en 1958 por la Federación de Colegios de esa profesión.

Biografía 

Juan Bautista Alberdi nació en Tucumán en 1810, y murió en un hospicio de París en 1884. Su biografía es el testimonio de un hombre que dio su vida por la patria, una victoria que alcanzó al dar con el conjunto de instituciones que conformaron la República Argentina.

 

Con tenacidad y altruismo, dedicó su tiempo a escribir las ideas fundacionales de una nación. Tuvo en miras diseñar una república liberal, construida a medida de la tierra en la que había nacido.

 

Si bien desempeñó algunos cargos diplomáticos, y en las postrimerías de su vida fue miembro de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, más que un político, Juan Bautista Alberdi fue un agudo pensador y un prolífico escritor, el más importante estatista entre los hombres de su pueblo, un intelectual que desarrolló su vocación por la organización nacional, y cumplió su misión por encima de las diferencias partidarias y la violencia de los caudillos.

Debemos relatar el contexto histórico que inspiró su trabajo, en el que siempre se observa el anhelo de resolver los problemas de su tiempo.

 

Fue miembro de la llamada generación del 37, su espíritu revolucionario y romántico predicó por suplantar la política cerrada de la que era testigo, en la que -a su entender- dos bandos enfrentados (Unitarios y Federales) derrochaban sus fuerzas en destrucciones recíprocas, por una política abierta de metas comunes, una sinergia que propendiera al bienestar general.

 

Criticó la política demagógica, nacida del odio y los recelos, y buscó trasladar la discusión al terreno racional de las fuentes económicas y concretas, la producción y el comercio, el desarrollo del transporte y las comunicaciones, y la educación y la libertad del individuo, tópicos de su plan programático para las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Los desiertos inmensos que había visto durante su infancia lo llevaron a proponer que las poblaciones europeas, preferentemente nórdicas, habitaran el suelo americano. Creía que la educación y el hábito de trabajo de estos pueblos serían función positiva del desarrollo y progreso de las tierras americanas.

"Gobernar es poblar", insistía. "El tipo de nuestro hombre sudamericano debe ser el hombre formado para vencer al grande y agobiante enemigo de nuestro progreso: el desierto, el atraso material, la naturaleza bruta y primitiva de nuestro continente".

 

Preocupado por una paz que no se concertaba, aclaró las causas del antagonismo de sus connacionales, y luchó contra el dominio porteño de las rentas de la Aduana, la verdadera fuente de todos los conflictos. A su entender, la riqueza del puerto debía ser nacionalizada, al menos si se quería ser coherente con la idea de federalismo.

 

Fue una obra suya, las así llamadas Bases, la fuente de la Constitución Nacional aprobada en 1853. Así, el sistema constitucional argentino refleja su plan programático: asegurar las ventajas del progreso, libertad de trabajo y de industria, libre comercio marítimo y terrestre, seguridad para la población dispersa en la tierra.

Porta de la revista "Caras y Caretas" n° 2.329

Alberdi fue quien, ante las principales cortes de Europa, solo, batalló contra los intereses porteños. Sus tareas diplomáticas miden el valor del servicio que brindó por la integridad nacional, una campaña brillante para impedir que Buenos Aires fuese entendida como una nación distinta de la Confederación Argentina.

 

La luz de sus ideas provocó la envidia de hombres poderosos, que lo condenaron al ostracismo, y su carácter lo llevó a buscar en Europa el lugar estratégico donde pensar y escribir con libertad. Tardó cuarenta años en volver a su patria, y cuando lo hizo se sintió incómodo. 

Seguimos trabajando por ciclos la figura de J. B. Alberdi

Primer Ciclo 

Segundo Ciclo 

  • gmail-300x300
  • YouTube Social  Icon

© 2010 - 2020 Colegio Instituto Juan Bautista Alberdi

© 2010 - 2020 Juan Bautista Alberdi School