baner_edited.jpg

Salud y Adolescencia

¡Bienvenidos al ciclo lectivo 2022! Soy la profesora César Schafer y conmigo cursarán la materia Salud y Adolescencia  correspondiente al 4° año del Secundario.

Datos de la asignatura:

Nivel: Secundario Superior

Escuela: Instituto Juan Bautista Alberdi

Curso: 4°

Asignatura: Salud y Adolescencia

Docente: Prof. César Schafer

Contacto: schafercesar21@gmail.com

FAMILIAS: ante cualquier consulta que tengan sobre la dinámica de trabajo de la materia, comunicarse con preceptoría.

 

Tel: 11-6878-2060                                                 Correo: yohana.delapiaza@institutoalberdi.org

Concepto-de-Salud_edited.jpg
Medicina-Tradicional-y-Hegemónica-_complemento_.jpg
Salud-segun-la-O.M_edited.png
Factores-y-Grupos-de-Riesgo.jpg
Atención-Primaria-de-la-Salud.jpg

CONCEPTO DE DIAGNOSTICO 

En medicina, el diagnóstico es el procedimiento por el cual se identifica una enfermedad, entidad  nosológica, síndrome, o cualquier estado de salud o enfermedad . 

En términos de la práctica médica, el diagnóstico es un juicio clínico sobre el estado psicofísico de  un paciente ya sea animal o humano, representa una manifestación en respuesta a una demanda  para determinar tal estado, el único que puede indicar un proceso diagnóstico o manejo del  paciente es el Profesional (Médico clínico que lleva a cabo la recepción del paciente y realiza  tratamiento de emergencia según los casos clínicos del paciente). 

Diagnosticar es dar nombre al sufrimiento del paciente; es asignar una "etiqueta". 

LA IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO PRECOZ

Nada es tan eficaz como detectar lo más  tempranamente posible una enfermedad, pero llegar a un diagnóstico certero no siempre resulta  tarea fácil. Hay muchos factores que un médico debe tener en cuenta para hacer una predicción. El  médico clínico, el generalista o médico de familia, es el primero que trata con un paciente que se  siente enfermo. En primer lugar, debe tener en cuenta lo que el paciente le transmita sobre su  malestar y sus síntomas, así como sus antecedentes de enfermedades. Durante ese encuentro  también se hace una revisación general del enfermo para obtener datos sobre tensión arterial,  temperatura, auscultación y palpación en busca de signos de enfermedad. Muchas dolencias se  pueden diagnosticar de este modo. Sin embargo, a veces el médico ordena estudios  complementarios tales como análisis de sangre, orina, radiografías, ecografías y estudios de baja  complejidad para elaborar un diagnóstico, e inclusive puede derivar el caso a un especialista, quien  suele indicar estudios de mayor complejidad (y alto costo) y más específicos. Debemos tener en  cuenta que en Argentina el acceso a la salud de alta y baja complejidad es gratuito y es un derecho,  aunque se ejerce en forma desigual y existen problemas de tiempos de espera y de distancia para  la atención. Una misma enfermedad puede tener manifestaciones distintas en personas diferentes.  También puede ocurrir que ciertos pacientes permanezcan asintomáticos hasta que la enfermedad  esté muy avanzada o que recién decidan concurrir al médico cuando sus síntomas son alarmantes.  Todos estos son factores que a veces conducen al retraso o posibles equivocaciones en el  diagnóstico. “No hay enfermedades sino enfermos”, dice un viejo precepto médico. Es por eso que  la medicina no se debe centrar en la aplicación de protocolos sistematizados para la detección de  enfermedades. El buen médico es, más bien, el que en primer lugar es capaz de escuchar a su  paciente y analizar la situación en forma integral. De hecho, en la actualidad se propicia la toma de  decisiones compartidas entre el médico y el paciente informado, en las que no solo importan las  razones científicas para avalar un determinado tratamiento sino los intereses, temores y valores  del propio paciente. 

CONCEPTO DE TRATAMIENTO 

En medicina, tratamiento o terapia es el conjunto de medios (higiénicos, farmacológicos,  quirúrgicos u otros) cuya finalidad es la curación o el alivio de las enfermedades o síntomas. Es un  tipo de juicio clínico.  

TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES  

El diagnóstico precoz de una enfermedad hace posible tratarla cuando se encuentra en sus  primeros estadios y todavía no ha hecho daño significativo en el organismo; lo más probable en  esos casos es que evolucione hasta su curación total. Para eso es muy importante que las personas  estén informadas y sepan detectar sobre sí mismas síntomas que requieren atención: por ejemplo, hacerse periódicamente un autoexamen de mamas es fundamental para concurrir rápidamente al  médico ante cualquier anormalidad, sin esperar al chequeo ginecológico anual. Algunos  tratamientos son a corto plazo y otros llevan más tiempo. Ciertas dolencias como los infartos  cardíacos, fracturas, accidentes cerebrovasculares, requieren de algún tipo de rehabilitación como  parte del tratamiento. A pesar de ello, en ocasiones quedan secuelas físicas o mentales una vez  tratada la enfermedad y el paciente cuenta con capacidades reducidas o diferentes para trabajar y  desarrollar una vida normal. Como ya hemos mencionado antes, existen enfermedades crónicas  (que no se curan) como la diabetes, epilepsia, algunas anemias y enfermedades autoinmunes. Sin  embargo, es posible hacer tratamientos que permiten mantener en buenas condiciones al paciente  y frenar el avance de la dolencia y sus efectos secundarios. Ciertas enfermedades suponen riesgo  de vida. Aún en estos casos, en los estadios terminales de la enfermedad, existen tratamientos  denominados paliativos, que consisten en reducir el dolor y mejorar en lo posible la calidad de vida.  El nuevo paradigma de promoción de salud hace un replanteo de la medicina. Actualmente los  médicos comunitarios y salubristas se enfocan en mejorar el bienestar de las personas teniendo en  cuenta el contexto social y el ambiente en el que desarrollan sus vidas, ya que muchos de ellos  trabajan en centros de salud barriales y están en contacto directo con la realidad del entorno o  forman parte de ella.